foto1

Mercedes Carandini – Página web

En el intento de conseguir felicidad y paz buscamos diferentes estrategias y objetivos en los ámbitos: afectivo, personal, profesional… Pero si este esfuerzo lo dirigimos principalmente a conseguir la aprobación y valoración de los demás, alejándonos de nuestra verdadera prioridad: dar un sentido positivo a nuestra vida, con toda probabilidad olvidaremos de cuidarnos a nosotros mismos, perjudicando nuestra salud.

Y, nunca debemos obviar que con una salud precaria la vejez puede resultar muy dura.

A lo largo de nuestra vida convivimos básicamente con dos clases de personas:

  • Las que nos ayudan a vivir: nos AMAN.
  • Las que nos consumen: nos UTILIZAN.
Mi prioridad en la vida es conservar y potenciar mi herencia genética saludable, esto fue lo que me llevó a interesarme por la Medicina Natural.Es fácil para una madre observadora relacionar el estado anímico de su pequeño con una desregulación de su sistema digestivo, o con una repercusión a nivel inmunológico y/u hormonal.En 1997 me introduje en el campo de la Medicina Alternativa.En Junio de 2001, tras cuatro años de estudios en la Escuela Ismet, de Barcelona, me gradué en Medicina Tradicional China, Acupuntura y Auriculoterapia.En Febrero de 2.002, superé con matrícula de honor, el Examen Corporativo en la Universidad de Barcelona, División de Ciencias de la Salud, de Bellvitge, organizado por la Asociación de Centros Homologados de Naturopatía, Acupuntura y Técnicas Manuales y por el Cuerpo del Profesorador de Naturopatía (CPN), conforme al Plan de Estudios homologados por FENACO.Complementé mi formación con clases de anatomía, fisiología, inmunología, endocrinología y fisiopatología de Medicina General.Esta experiencia formativa y vital me sirvió para modificar mi forma de enfrentarme a la vida: me llevó a reconciliarme conmigo misma, a relativizar el infortunio, a respetar mi potencial fisiológico y a dejar que la paciencia asentara mis reflexiones.La filosofía oriental también me indujo a protegerme de las malas energías (emocionales, ambientales y/o sociales). Me mostró que, si bien no podemos cambiar los sucesos penosos, sí podemos intentar que no nos afecten y nos impidan una satisfactoria realización personal.

“El bambú ha sido siempre un símbolo taoísta de la longevidad, porque se dobla ante los fuertes vendavales sin quebrarse y, por lo tanto, sobrevive, mientras que las plantas rígidas se quiebran y mueren”

He realizado prácticas en Acupuntores sin Fronteras, en el Centro Spott, para gente sin recursos, de la Diputación de Barcelona, en la consulta del Dr. Mao Jianbo, profesor en la Facultad de Medicina en Madrid, en la Clínica Ismet y, durante cinco años, en mi consulta. Además, he ampliado mi andadura profesional con otros estudios:

  • MASTER EN NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR (2 años, Titulación 2.003), por la Association Française de Medicine Orthomoleculaire.
  • FARMACOPEA Y FITOTERAPIA CHINA (2 años, Titulación 2.003)
  • HOMEOPATÍA (3 años, Titulación 2.005)
  • MICROINMUNOTERAPIA
  • PSICONEUROINMUNOLOGÍA
  • FLORES DE BACH
  • SALES DE SCHÜSSLER
  • OLIGOTERAPIA CATALÍTICA
  • NATUROPATÍA Y FITOTERAPIA

Seguidamente citaré, por orden cronológico, a todos aquéllos que me han ayudado a lo largo de mi trayectoria profesional:

  • El profesor Nicolás Capo, estudioso de la trofología (ciencia de la nutrición) y pionero en constatar las incompatibilidades químicas de los alimentos, me inició en el naturismo y comprobé los beneficios espectaculares de una alimentación sana en la salud de mis propias hijas.
  • Ana Mª La Justicia, licenciada en Ciencias Químicas y experta en la dietética basada en la bioquímica y la biología molecular, despertó mi interés por la relación evidente entre el desequilibrio bioquímico y la enfermedad.
  • La probada experiencia del Dr. Ricardo Orozco (Presidente y Fundador de Sedibac) me instruyó en la utilización de las Flores de Bach para contrarrestar la devastadora influencia de las emociones negativas en nuestra salud.
  • Durante los tres años de prácticas con el Doctor Mao Jianbo y un año con el Dr. Kangping Hua comprobé por mí misma la eficacia de la acupuntura y de la auriculoterapia.
  • El Profesor Claude Lagarde, Dr. en Biología y Dr. en Farmacia, experto en nutrición celular, me enseñó que si al organismo se le proporcionan los nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento, se puede luchar eficazmente contra los patógenos.
  • El Doctor Jean Seignalet, Médico y Biólogo, Director del Laboratorio de Histocompatibilidad de Montpellier, me demostró el porqué la salud intestinal es una causa prioritaria en el desencadenamiento de patologías autoinmunes.
  • Felipe Hernández, Presidente de la Asociación Española de Nutricionistas Ortomoleculares, y director del Master en dicha especialidad que cursé, me reafirmó en la importancia de investigar las deficiencias orgánicas causantes de la enfermedad.
  • En los cursos de Oligoterapia Catalítica del Dr. Menetrier, aprendí que la carencia de un mineral o de un oligoelemento considerado esencial produce una alteración funcional en el organismo.
  • Al estudiar las Sales del Dr. Schüssler comprendí que nuestra salud también depende de la actividad, de la cantidad, de la calidad y de la proporción de las sustancias minerales que están presentes en nuestro organismo.
  • El Dr. Jordi Camerino, mi profesor de homeopatía durante tres años, que con sus explicaciones, siempre certeras y humanas, me mostró otra forma respetuosa de enfocar la medicina.
  • El Dr. Eric Braverman me hizo ver el papel crucial de los aminoácidos en las patologías neurológicas; teoría que pude ratificar al visitarle y ampliar mis conocimientos en New York.
  • La Dra. Hulda Clark, experta en biofísica y fisiología celular, que en sus seminarios me introdujo en la teoría de que la mayor parte de las enfermedades proceden de dos causas: PARÁSITOS Y CONTAMINANTES.
  • Mi agradecimiento infinito a Pilar Morales Bauzá (Dra. en Medicina General) que me ayudó durante doce años a entender y profundizar en la fisiología del cuerpo humano.
  • Al profesor Sr. Llorenç Teixé, Químico, de reconocida experiencia fitoterapeútica, me reveló las virtudes de las plantas y sus aplicaciones terapeúticas.
  • Toni Ducros, (premio extraordinario de final de estudios oficiales de la Licenciatura en Bioquímica), profesor de Bioquímica del Campus de Valldemosa (Palma de Mallorca), que me impartió clases durante tres años y me alentó a seguir investigando sobre el mejor medio para lograr la homestasis (estado de salud) del cuerpo humano.
  • El Doctor Regis Grosdidier, Doctor en Medicina – Alergólogo – Inmunólogo. Experto en Nutrición Celular Activa. Eminente profesor que investigó la importancia de modular el sistema inmunológico para controlar las alérgias sin recurrir a los corticoides.

A todas estas personalidades de las Ciencias de la Salud, que he tenido el privilegio de conocer tanto en su faceta profesional como humana, mi más sincero agradecimiento por sus enseñanzas y su paciencia ante mi inagotable curiosidad.

Me siento muy honrada de tener en mis profesores y también en mis compañeros de estudios y de trabajo a unos amigos entrañables.

En todos estos años de estudios y prácticas, he concluido que la VIDA es nuestro bien más preciado y que el primer Mandamiento que debemos cumplir es conservarla. Para ello debemos cuidarla, potenciar la herencia genética positiva y aprender a escuchar a nuestro cuerpo.

Hace ya doce años que inicié esta andadura, segura de mi vocación por la felicidad que me proporcionaba el más mínimo logro en esta profesión.

Con el objetivo de brindar una alternativa seria y complementaria a la Medicina Convencional, se inauguró en Enero de 2010 el Centro de terapias alternativas “MasVida”, ubicado en el Distrito de Sarriá de Barcelona.