Manifestaciones sintomáticas

    • La fiebre es una medida de defensa biológicamente adecuada que implica un incremento de la actividad metabólica, acompañado de un aumento del ritmo cardiaco y de la tasa respiratoria, y obliga al individuo a una disminución de la actividad física y psíquica.

La fiebre aumenta la temperatura corporal: es el reflejo de una especie de inflamación general de todas las células del cuerpo que intentan batallar con las toxinas internas aumentando la actividad enzimática.
Por medio de la fiebre los mecanismos curativos del cuerpo se intensifican.

  • La inflamación es uno de los mecanismos más efectivos que pone en acción el cuerpo para reparar una zona y eliminar toxinas.Va asociada a varios síntomas: calor y enrojecimiento local debido al incremento del volumen sanguíneo en la zona.
    La hinchazón es debida al paso de líquido filtrado de sangre a los tejidos de alrededor. Estos procesos facilitan la llegada de todos los materiales necesarios para el proceso (glóbulos blancos, enzimas, proteínas…).
    La inflamación conlleva diferentes síntomas, según los órganos afectados:
    En el caso del aparato respiratorio aparece tos, flemas, mocos…
    Si se trata del aparato digestivo aparecen náuseas, diarrea…
« Anterior Siguiente »